El crédito rápido es un pequeño préstamo que no tiene un objetivo limitación precisa y alcanza todos aquellos consumidores que pueden utilizarlo sin dar ninguna razón. El crédito obtenido se denomina en el “crédito al consumo” jerga debido a que el beneficiario puede utilizar para cualquier servicio o bien.

Formó parte del grupo de préstamos no finalizado (es decir, aquellos préstamos que se pagan para cubrir operaciones que no están relacionados con un activo específico) el contrato se hace directamente entre aquellos que lo soliciten y de la institución que financia el crédito sin necesidad de ningún mediador . Generalmente sumas financiadas también están incluidos en esa categoría denominada “pequeños” y los préstamos tienen un tope general no superior a 10.000 €.

En algunos casos el crédito puede conseguirse Prestamos online. La conveniencia de solicitar un préstamo rápido es que se trata de una simple fórmula de financiación que, debido a esta peculiaridad para llegar más allá de la burocracia por lo que es posible tener el dinero necesario muy rápidamente. También hay que decir que un pequeño préstamo no requiere garantías especiales que se proporcionarán (aunque eso es siempre la excepción si está protestó).

Por supuesto, la regla de oro para evaluar la viabilidad o no de la aplicación es siempre tener en cuenta del ingreso total de aquellos que lo soliciten. En estos términos es previsible que estar en posesión de un contrato permanente, o tener una pensión. Ambos permiten a verse a sí mismo pronunció el pequeño préstamo en un plazo máximo de 48 horas. Muy diferente es la situación de los que han sufrido en las últimas protestas o retrasos en el reembolso de las anteriores entregas acumuladas.

Su nombre puede, de hecho, se ha informado que los bancos y financiera y esto afectar gravemente la capacidad de conseguir en poco tiempo un pequeño préstamo.

¿Quién puede solicitar un préstamo rápido

Los préstamos rápidos se conceden a los empleados públicos y privados que tienen un sueldo fijo, sino también a todos los pensionistas que son capaces de presentar el recibo de pensiones. Ciertamente, las garantías exigidos cambio de banco a banco y depende principalmente de la cantidad de la suma requerida. Obviamente, una mayor cantidad solicitado corresponde a la principal garantía requerida. En otras palabras, las garantías necesarias para el pequeño préstamo no difieren de los de muchos necesaria para pedir a cualquier otro tipo de préstamo personal . Por tanto, el consejo es utilizar nuestros préstamos rápidos de comparación y ver cuáles son los institutos que mejor se adaptan a sus expectativas.

Recomendaciones para pedir un préstamo personal

Seguimos con algunas recomendaciones a tener en cuenta, cuando necesitamos un préstamo personal. Así, debemos considerar lo siguiente:

  • Si la entidad que nos concede el préstamo va a percibir lo que se conoce como gastos de administración, debemos saber cual es la cantidad de dicho coste y como se va a aplicar (o sea, en un porcentaje en la cuota, que debemos pagar; un porcentaje dentro del saldo de deuda o en una cantidad fija.
  • También, debes conocer si la entidad nos va a cobrar gastos de otorgamiento, siguiendo los movimientos que hay en el mercado.
  • Si la entidad incluye, dentro del préstamo, el contrato de un seguro de vida, debemos analizar como va a ser cobrado, por parte de dicha entidad. Con la ley en la mano, un banco debe dar a elegir entre tres empresas de seguros distintos, a sus potenciales clientes.
  • Si la persona que firma el crédito es el consumidor final, también, va a verse obligado a pagar el IVA, sobre los intereses, que va a tener que ir pagando, mes a mes, lo que va a hacer que la cuota sea más cara.
  • Si el préstamo, que hemos aceptado, nos permite la cancelación anticipada, tanto que sea parcial o total, debemos tener claro cual va a ser el costo que tendrá esta, si decidimos cancelar, en algún momento.
  • Ten en cuenta que algunas entidades de préstamo te obligan a contratar otros productos, de manera adicional, cuando decidimos firmar un préstamo -puede ser una caja de ahorro, tarjetas de créditos o cuentas corrientes.

Debes tener en cuenta, que el costo de manutención de los mismos productos, puede encarecer las cuotas mensuales. A la hora de solicitar un préstamo, de los de tipo personal, debes tener en cuenta una serie de aspectos, ya que estos pueden hacer cambiar completamente las condiciones de dicho préstamo y, por lo tanto, va a afectar a nuestra vida, como clientes. Por todo esto, debemos leer muy atentos, cada una de las condiciones, que nos encontramos, tanto en las solicitudes, como en los contratos de susodicho préstamo personal.

Es muy importante que entendamos tanto las condiciones, como el contrato en sí, para luego no tener ningún tipo de sorpresa desagradable. A la hora de recomendaciones más importantes, que debemos tener en cuenta, en el momento en el que nos acerquemos al banco o entidad financiera, para solicitar un préstamo personal, tenemos:

  • La tasa de interés no es el único punto, que debemos tener en cuenta, en el momento que decidimos elegir un determinado préstamo. Debemos recordar que el coste de esta tasa, hay que sumarle los numerosos gastos adicionales o los seguros, o sea, debemos tener en cuenta el Costo Financiero Total (CFT), en el momento de firmar el susodicho préstamo. El CFT es la entidad financiera que tiene, realmente, un préstamo personal y es el dato que debemos tener en cuenta, cuando estudiamos las distintas ofertas, que nos ofrecen las entidades que hay en el mercado.
  • Podemos elegir una tasa de interés, que sea estable a lo largo de todo el préstamo -o sea, lo que se conoce como tasa fija- o que vaya cambiando, de manera periódica -o sea, tasa variable-. Si eliges la última opción, debes saber cuál es el parámetro, bajo el cual se ajustará tu préstamo

Más información del préstamo aquí